Acerca de MVM Psicología

Mónica de Vicente, licenciada en Psicología desde 1998, Máster en Programación Neurolingüística (PNL) y Máster en Prevención de Riesgos Laborales.

Errores más comunes del lenguaje para alcanzar nuestros objetivos

errores-mas-comunes-del-lenguajeUso del −no: la mente no registra el no y, por lo tanto, nos boicoteamos al plantearnos objetivos como −no quiero comer chocolate; la imagen del chocolate aparece en la mente y entonces te apetece comer chocolate; −quiero comer fruta sería una frase que te ayudaría mucho más a conseguir tus metas.

−Mañana: debemos plantear nuestros propósitos a partir de una fecha concreta. −Mañana no está en el calendario y confunde a la mente.

−Un día de estos ocurre lo mismo que al decir mañana. Decir −un día de estos, −la próxima semana, es un mensaje demasiado ambiguo para la mente. Es mucho más útil  fijar una fecha concreta, como el domingo 1 de febrero.

−Tengo que: generalmente asociamos estas palabras con acciones o tareas que nos disgustan y que no nos apetecen  ejemplo: −tengo que ir al gimnasio, −tengo que limpiar la casa, pero no decimos −tengo que ir de vacaciones (a menos que no te apetezca hacerlo). −Tengo que implica una carga y una obligación, por lo tanto hay que evitarlo en el planteamiento de objetivos.

 −Sí, pero: esta expresión condiciona la posibilidad de conquistar la meta. El −pero es una palabra que borra la primera parte del enunciado, ej.: −quiero ir a renovar el DNI, pero me da mucha pereza, −tengo que ir al teatro, pero me aburre, −te ayudo, pero mañana,  −tengo que ir a la escuela, pero no me encuentro con energía. Con lo que se queda la mente es con la pereza, el aburrimiento, o la falta de energía, lo convierte en una orden y el objetivo se elimina y  no habrá manera de tener recursos para la acción.

Creencia limitante: suelen vienen acompañadas de un −no puedo u otras palabras que denotan incapacidad o que sucederá algo negativo si lo hago; ej.: −no puedo ser ordenada, −soy incapaz de bajar de peso, toda mi familia es gorda o −no salgo de noche porque es peligroso.

La prueba de los tres filtros de Sócrates

los-tres-filtrosCuando alguien se disponga a contarnos algún chisme de otra persona, os recomiendo aplicar la prueba de los tres filtros, la cual se le atribuye a Sócrates.
Cuentan que un día se le acercó un conocido y le dijo:
−Maestro, ¿sabes lo que escuché acerca de tu amigo?
−Espera un minuto -le contuvo Sócrates- Antes de decirme nada, quisiera aplicar la prueba de los tres filtros a lo que vas a decirme.
−El primer filtro es el de la verdad. ¿Estás absolutamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto?
−No, realmente sólo escuché que…
−Está bien. Entonces realmente no sabes si es cierto o no.
−Ahora permíteme aplicar el segundo filtro, el filtro de la bondad. ¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi amigo?
−No, por el contrario…
−Así pues, es algo malo y no estás seguro de que sea cierto…
−Nos queda aún el tercer filtro, el de la utilidad. ¿Me servirá de algo saber lo que vas a decirme de mi amigo?
−No, la verdad es que no.
−Entonces, si lo que deseas decirme no es cierto, ni bueno, ni útil, ¿Para qué querría saberlo?

Aprende a practicar Mindfulness (1): “qué es”

mindfulness-calmar-la-menteEn el último post escribimos sobre la importancia de aprender a calmar los pensamientos y de conectar con el ahora. La práctica del mindfulness nos puede ser muy útil para ello.

Para traducir la palabra mindfulness al español se han empleado varias expresiones, siendo las más frecuentes “atención plena” o “conciencia plena”.

Consiste en afrontar el momento presente de manera continua, sin juzgarlo y aceptándolo tal y como es, sin tratar de controlarlo. Nos ayuda a ver más claramente los hábitos mentales que nos crean un sufrimiento innecesario y nos enseña la manera de percibirlos.

Mindfulness es un término que se utiliza sobre todo a nivel científico o académico. En la vida cotidiana la palabra más utilizada es: “meditación”.

La práctica diaria de la meditación, genera un estado mental distinto al habitual y permanecer en él durante un tiempo, nos producirá grandes beneficios, entre ellos, calmar la mente para ver con más claridad y habitar más en el ahora.

Gracias a esta práctica tardaréis poco tiempo en descubrir que la mente se ve constantemente empujada a pensar en lo próximo que tenéis que hacer, lo que haréis mañana en el trabajo, el sufrimiento que os provocó vuestra última pareja… , un sinfín de situaciones que os inquietan y os impiden disfrutar del momento presente que estáis viviendo.

En los próximos post escribiremos sobre algunas prácticas para ayudar al lector a desarrollar su experiencia práctica en el Mindfulness a través de la meditación.

“La mente errante”

mente-erranteAunque parezca mentira, tenemos cada día entre cuarenta mil y sesenta mil pensamientos, de los cuales el 97% son los mismos que los del día anterior.

La mayoría de estos pensamientos se producen de forma automática, sin que nosotros los controlemos.  Si no hacemos un esfuerzo, por calmar nuestra mente y llevarla a un estado de serenidad, nos convertimos en esclavos del libre razonamiento de nuestra mente.

Este diálogo interno continuo es lo que se denomina “mente de mono” o “mente errante”.

Es un tipo de pensamiento  que no produce soluciones  y que no  nos ayuda a resolver problemas, sino que da vueltas sobre sí mismo, acentuando los problemas que tengamos. Con frecuencia tiende a producir ansiedad (anticipa realidades inexistentes) y rumiación (sobre lo sucedido en el pasado)

Este libre parloteo de nuestra mente se preocupa excesivamente del pasado y del futuro y no se centra en lo que sucede en el momento presente.

Si queremos disfrutar la vida, debemos empezar por calmar los pensamientos, abandonando la mente de mono y conectando en el ahora.

En muchas ocasiones me han preguntado y ¿cómo se hace eso? Una de las respuestas la encontramos en la práctica del mindfulness, tema al cual dedicaremos nuestros próximos post.

 

¿Quieres saber cómo se siente una persona con depresión?

En colaboración con la OMS, el escritor e ilustrador Mateo Johnstone cuenta la historia de superación del “perro negro de la depresión”, figura metafórica que utiliza para describir qué es y cómo se siente una persona con esta patología.
La depresión es en gran parte prevenible y tratable. Identificar la depresión y buscar ayuda es el primer y más importante paso hacia la recuperación.
Si conoces a alguien que esté pasando por esta situación y todavía no haya acudido en búsqueda de ayuda, hazle un favor, y comparte con él este video. Si tú mismo te identificas con el gran perro negro, ponte lo antes posible en manos de un profesional y empieza a vivir de nuevo.

Pensamientos útiles e inútiles

pensamiento-utiles-e-inutilesCreemos que a nuestra mente la gobernamos nosotros pero, en la mayoría de los casos, no es del todo cierto. Si pudieras imprimir y revisar lo que has pensado en un día, te darías cuenta que la mayoría de los pensamientos que has tenido, se han originado con independencia de tu voluntad (de un modo automático) y que no han sido útiles.
Joan Garriga, experimentado y reconocido terapeuta, está convencido de que, al menos un 50% de nuestros pensamientos son mero ruido, sin norte ni dirección, ruido que envenena nuestra necesidad de silencio mental.
Del otro 50% un 30% es nuestra parte más discutidora la cual contradice, cuestiona, exige, debate, lucha contra la realidad, niega y siempre pierde (es la parte que enferma).
El otro 20% es el pensamiento útil y funcional. Es el que está al servicio del movimiento, el que nos lleva a hacer algo real y nos hace sentir bien, a nosotros y a los demás.
Los pensamientos útiles están al servicio de la vida son los que crean, nos conducen a lo bueno respetando los propósitos de los demás.
Cuida lo que piensas y calmarás tu mente, dirigiendo tus esfuerzos a parecerte cada día más a lo que has soñado de ti mismo.

Principios con los que vivir (2): “vives en tu modelo personal”

principios-de-la-pnl-2Otro de los principios de la Programación Neurolingüística es: “Todo el mundo vive en su modelo personal”.   Si tenemos en cuenta este enfoque conseguiremos mejorar nuestras relaciones con los demás.

¿En ocasiones cuando estás en grupo y se habla de alguien, de un restaurante, una película, tienes la impresión de que  no habláis de la misma persona, del mismo lugar, de la misma película? Para unos, puede ser alguien excepcional, un lugar maravilloso, una película fascinante y para otros, puede que sea una persona más bien mediocre, o un restaurante vulgar o una película más.

¿Hay quién tiene razón y otros están equivocados? Pues no, depende de nuestras percepciones subjetivas.

Sólo tenemos nuestra propia versión  de la realidad. Acostumbramos a pensar que nuestro enfoque es el correcto, y nuestro enfoque, sólo es eso, nuestra propia versión de la realidad.

A menudo, cuando la gente discute o cuando no comprende los comportamientos de los demás, es porque mantienen su percepción de la realidad como una verdad universal, olvidando que simplemente, es su propio modelo interno del mundo.

La pregunta es: ¿Tu modelo del mundo es mejor que el del otro? Podemos hablar de ello.

Cuando un gato se cae, se deja llevar

cuando-un-gato-se-caeCuando un gato se cae, se deja llevar. Se relaja completamente y aterriza ligeramente sobre el suelo.

Pero si uno de esos gatos cayera de un árbol y de repente pensara que no quiere caer, se pondría tenso y rígido y caería como una bolsa de huesos rotos sobre la tierra.

Por eso, en lugar de vivir en un estado de tensión crónica y agarrarnos a cosas que, en realidad, están cayendo con nosotros porque el mundo es efímero, deberíamos ser como un gato. No resistirnos.

Principios con los que vivir (1): “El mapa no es el territorio”

principios-de-la-pnl-0Uno de los principios de la Programación Neurolingüística es: “El mapa no es el territorio”. Si aplicamos este principio a nuestra vida conseguiremos mantener nuestros valores respetando los de los demás.

¿Qué quiere decir esta frase? pues intentaremos explicarlo a continuación:

¿Viendo un mapa conseguirías ver realmente una ciudad? ¿No, verdad?Pues a las personas nos sucede algo parecido.

El mapa es tu mente, son tus percepciones de la realidad, las cuales utilizan filtros diversos -culturales, sociológicos, bio-fisológicos…- que te ayudan a procesar las informaciones del entorno y a evaluarlas.  Cada persona utiliza filtros distintos, por lo tanto tiene mapas diferentes.

El territorio es el mundo físico, el cual existe independientemente de la experiencia que tengas de él. El territorio es lo que existe realmente y el mapa es una aproximación.

Así que si cada persona tiene un  mapa de lo que es la realidad, y todos tenemos que vivir con los mapas de los demás, la pregunta es: ¿Tu mapa es mejor que el del otro? Podemos hablar de ello.